logo
Populate the side area with widgets, images, navigation links and whatever else comes to your mind.
18 Northumberland Avenue, London, UK
(+44) 871.075.0336
ouroffice@vangard.com
Follow us
¡Escríbenos por whatsapp!
¡Llámanos al 910 40 46 33!

Adapta tu centro a la formación online desde cero

cómo ofrecer formación online

Adapta tu centro a la formación online desde cero

Durante el confinamiento, se ha puesto de manifiesto la necesidad de muchas empresas de adaptar sus servicios al canal online, hecho especialmente acusado en el sector de la formación.

Y no te lo decimos por decir, ya que en la agencia trabajamos con muchas empresas de este sector y hemos vivido en primera persona cómo aquellos que se dedicaban exclusivamente a la formación presencial, se han visto obligado a adaptarse a lo más demandado ahora por sus consumidores: la formación online.

Esto ha supuesto para ellos iniciar procesos de transformación digital además de una manera muy rápida y sometidos a una presión añadida por la situación socio económica, que han superado con nota.

Queremos dejar claro que este post no es para darte las claves para vender cursos online, ni para montar una escuela online. Este post resume los tips que hemos extraído de los procesos de transformación digital que hemos gestionado con nuestros clientes, para adaptar sus centros educativos al canal digital partiendo de metodología presencial ya en funcionamiento.

1.Pon atención a la paquetización del producto

Empieza por paquetizar tu producto respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Qué voy a ofrecer?

Al diseñar los productos formativos esta pregunta es ineludible. A nuestro modo de ver hay 3 posibles respuestas.

A. Ofrezco lo mismo que en mis cursos presenciales, pero online.

Es una alternativa muy inteligente. Ya tienes la formación creada y lo único que tendrías que hacer sería crear un protocolo de impartición online para los docentes, de manera que la calidad de la formación sea tan buena como en la presencial.

El problema de esta opción es que no aprovechas toda la escalabilidad que ofrece la formación online, más allá de que puedes captar alumnos en ubicaciones geográficas alejadas a la de tu centro educativo. Pero si las clases que impartes son para grupos reducidos durante una hora, por ejemplo, aunque tus alumnos se conecten desde lejos y online, seguirás ofreciendo grupos reducidos y durante una hora.

B. Voy a diferenciar mi oferta formativa online absolutamente de la oferta formativa presencial.

Este planteamiento es el más arriesgado porque supondría diseñar producto que hasta ahora nunca hemos trabajado.

Por otra parte, puede ser bueno paquetizar producto específico para el canal online, pero ojo, no olvides nunca quiénes sois y qué misión y valores de marca tenéis.

No dejes que una excesiva adaptación al canal online desvirtúe tu propuesta de valor o tu marca. No permitas que te aleje de tus objetivos empresariales estratégicos.

C. Voy a diseñar una versión de los cursos presenciales que se puedan adaptar al online aunque el formato difiera.

Si tuviéramos que elegir una opción para nosotros en Pisto Academy, nuestra escuela de desarrollo de negocio y estrategia digital para pymes, sería esta, porque te permite adaptar aquellos cursos que sabes que tienen tirón, con formatos y contenidos que se consumen mejor en digital, permitiendo que llegues a un público objetivo más amplio tanto a nivel geográfico como incluso a nivel de intereses.

¿Cómo van a ser mis productos formativos?

En el caso A, está claro que exactamente igual que los presenciales, pero en vez de ser impartidos en la cercanía de encontrarse en una misma sala, se hará a través de alguna herramienta de comunicación online de las que hablaremos más adelante.

En el caso B, tienes muchas opciones:

  • Vídeo cursos para consumir a tu ritmo.
  • Curso descargable en formato pdf.
  • Curso en podcast.
  • Cursos en streaming con tutores especializados.
  • Webinarios con turno de preguntas.
  • Un mix de todo lo anterior o algunas cosas.

Y en el caso C, nos encontramos con un escenario parecido al caso B. Por ejemplo, uno de nuestros clientes Arte Reiki, ha adaptado su curso presencial “Meditación para principiantes” a curso online. Para reemplazar las prácticas presenciales, ha creado vídeos descargables con todas las indicaciones a modo de tutoriales. Así los alumnos pueden realizar las prácticas en remoto y a su ritmo.

¿A quién estarán dirigidos?

Este punto se tiene que abordar desde el inicio pues en los centros educativos con sede física, muchas veces se realizan criterios de selección de alumnos que se tienen que adaptar a unos requisitos previos.

Si el alumno ha de cumplir con unos mínimos requisitos, se tienen que preservar esos mismos criterios de selección para los alumnos por lo que se tienen que poder realizar online todas las pruebas de acceso, de nivel de conocimiento, validación de requisitos, etc. tal y como lo haríamos en el presencial.

Mención especial merece nuestro cliente Impulso_06 que vende formación online gratuita que está subvencionada, por lo que tienen que garantizar que los posibles alumnos cumplen los requisitos que solicitan en la convocatoria, comprobación que realizan a distancia.

Y si no debe cumplir unos requisitos previos necesariamente, siempre se debe informar del enfoque y para quién está dirigido el curso con áreas de información del tipo “Este curso es para ti si…” o “¿Para quién está dirigido?”.

Pero la realidad es que en este caso, estamos vendiendo info productos y hay que entender que los pueden adquirir para ellos mismos e incluso para regalárselo a un tercero por lo que esa información se queda como meras recomendaciones.

¿A qué precio?

En el caso A, nuestro consejo es que mantengas el mismo precio en tu formación online y en la presencial porque en definitiva, estás vendiendo tiempo, conocimiento y dedicación, cosa que en ambos casos coinciden.

En el caso B, como el producto formativo diferencial no se podrá comparar con ningún otro de tus productos, te recomendamos que pruebes diferentes formatos de cursos y tickets, intentando mantenerte dentro de una horquilla de precio. Recuerda que cuanto más escalable sea la comercialización de un curso, más bajo podría ser el precio de venta ya que hay más posibilidades de venderlo más veces.

En el caso C, si el curso es lo suficientemente diferente en formato y contenidos sobre el curso presencial, nuestro consejo es que su precio sea menor en online que en presencial, aunque es posible que si tenías alumnos interesados en el presencial, si encuentran el sucedáneo online y más barato, pudieras perder ese lead. Quizás en esta opción sea en la que hay que analizar más en profundidad qué es mejor.

2.Elige la plataforma de elearning y teleformación que vas a utilizar

No queremos meternos en camisas de once varas ni empezar a recomendar plataformas con nombres y apellidos porque hay muchísimas en el mercado, gratuitas, de pago, más o menos potentes, más o menos usables, y no es objeto de este post promocionar ninguna en concreto.

Pero sí es importante que diferencies entre intranet de alumnos y herramientas de comunicación online.

Una intranet de alumnos o aula virtual, es un soporte al que se accede mediante registro y donde se produce un intercambio de documentos, recursos y comunicaciones entre los alumnos y el profesor docente.  Aunque es recomendable que los centros educativos que saltan al online dispongan de un aula virtual, a veces y según el tipo de cursos que se ofrezcan, no será necesario.

Y con las herramientas de comunicación online, nos referimos a aquellas que nos permiten la impartición de formación online, especialmente de tipo webinario o clases en streaming, A veces el propio aula virtual dispone de estas funcionalidades, pero si no sucediera, existen multitud de opciones en el mercado.

Nuestro consejo es que elijas una que tenga una buena cuota de mercado porque eso significa que una gran parte de los alumnos ya la tendrían configurada. Leer reseñas y opiniones al respecto y testearla antes de contratarla también es muy recomendable.

3.Replantea tu catálogo formativo y dale visibilidad en tu web

Una vez diseñados los cursos online, es imprescindible dar visibilidad a esos nuevos productos en tu web, a nivel de menú, para que todos los usuarios que llegan a tu página vean las novedades y diferencien tus productos formativos por la modalidad.

Un ejemplo de esto lo puedes ver en la web de nuestro cliente The Bass Valley, una escuela de producción musical de Barcelona que ha incorporado incluso la acepción TBV ONLINE en el menú web, destacándola en rojo.

Cuando lo replantees, piensa sobre todo en el usuario que llega a tu web por primera vez y quieres que llegue a ver todo lo que ofreces sin tener que tocar el ratón.

4.Diseña la estrategia de venta de los cursos online

Podríamos resumir este punto en cómo vas a vender los cursos online.

Es fundamental que entiendas que posiblemente tu comunidad no asocia tu marca con la formación online por lo que lo primero será darlo a conocer por los diferentes canales de comunicación que trabajes (redes sociales, newsletter, whatsapp, emails, blog, nota de prensa…)

Y luego destaca el hecho de que probablemente cada uno de tus cursos está dirigido a una audiencia diferente, por lo que deberíamos trabajar las audiencias con estrategias de segmentación diversas:

  • Píldoras formativas gratuitas

Un modo muy efectivo de trabajar audiencias cualificadas es ofrecer píldoras formativas gratuitas sobre la temática del curso a vender, bien en formato vídeo o en formato webinar, previa inscripción de los alumnos interesados. Al inscribirse, construimos una audiencia interesada a la que impactar después con la información del curso en cuestión.

  • Tráfico + remarketing

Otra estrategia es generar contenido de valor sobre la temática del curso en nuestro blog e ir construyendo una lista de remarketing con usuarios que hayan pasado por la web para consumir ese contenido, para seguirles con anuncios de remarketing en diferentes emplazamientos digitales.

  • Publicidad con objetivo captación

Por último, como opción más directa estaría la creación de campañas de publicidad para impactar a usuarios que busquen información sobre distintos aspectos de nuestro curso con el objetivo de captar su atención y que nos soliciten información a la mayor brevedad.

 

En esencia y sin entrar en más detalles, estos serían los primeros y necesarios pasos que tendrías que dar para adaptar tu centro educativo a la formación online, aunque como siempre nos gusta recordar, cada empresa es un mundo.

Si tras leer este post no sabes por dónde empezar, ¡déjanos ayudarte! Todo empieza con una conversación, ¿hablamos?

Pisto Con Webo

Todavía no hay comentarios... ¡Sé el primero en comentar!

Deja tu comentario